Volta y libertad

{Banda Sonora: Juan Manuel Serrat – Mediterráneo}

Por ÀLEX OLLER

Amanece soleada Cataluña, pese a las nubes en forma de incidencia vírica que amenazan con ensombrecer las esperanzas de escapada vacacional de la población. Don Lorenzo, ajeno a los aerosoles de transmisión humana, parece brindar por la celebración en diferido de la centenaria edición de la Volta Ciclista a Catalunya, pospuesta hasta 2021 por prescripción sanitaria.

La quinta carrera de una semana de la temporada es en realidad la nosécuantosya de la campaña anterior. Así son estos confusos tiempos, donde a uno le cuesta más de la cuenta ubicar fechas y ubicarse en consecuencia. Curiosa región ésta, también, donde en apenas una hora de pedaleo pasamos de admirar la nieve del puerto de Santa Fe a contemplar el horizonte de las playas del mediterráneo y tararear la canción-homenaje que le dedicó a nuestro bello mar Joan Manuel Serrat. El venerado cantautor tiene, sin duda, el bendito don de teletransportarnos al territorio geográfico y espiritual de nuestra niñez.

“La bici forma parte de la historia de cada uno de nosotros. Su aprendizaje remite a momentos particulares de la infancia y adolescencia. Gracias a ella, todos hemos descubierto un poco de nuestro cuerpo, de sus capacidades físicas, y hemos experimentado la libertad a la cual está indisolublemente ligada”, escribió Marc Augé en Elogio de la bicicleta. La cita antropológica la recogió a su vez Rafael Vallbona en “Volta” a Catalunya 1911-2011, un segle d’esport i país en las que el escritor barcelonés desmenuza los primeros 100 años de existencia de la carrera catalana, que no alcanzaría sus 100 ediciones hasta hoy.

El hecho de que se trate de la única grande en compartir podio centenario junto a Tour y Giro bien merece una celebración, aunque deslucida por la falta de público en Calella, origen y final de esta etapa inaugural. Precauciones sanitarias obligan, y seguramente dé cuenta de ello la bibliografía dedicada al bicentenario; también registrará el desplome de Chris Froome a las primeras de cambio y la victoria del joven danés Andreas Kron al sprint frente al campeón de España, Luis León Sánchez y el francés Rémy Rochas tras 178 dinámicos kilómetros circulares por las alegres colinas del Montseny. “¡Allí estaremos la semana que viene!”, proclama La Maja, con ansia de paisaje, pedaleo y sal marina. “Ojalá”, suspiro mientras Joaquín Rodriguez comenta en Esports3 lo mucho que ha cambiado el mundo en doce meses: “Hace un año no nos hubiéramos imaginado a toda Calella con mascarilla. Hoy, si viéramos a la gente agolpada en la llegada, nos asustaríamos”, resume Purito.

El de Parets critica la estrategia del Movistar: “Se han precipitado y han dejado a Marc Soler demasiado solo”, señala, asumiendo que el catalán es el líder del equipo por delante de Alejandro Valverde y Enric Mas. La escasez de teóricos gregarios amenaza con pasar factura también al Ineos, que cuenta con Richard Carapaz, Geraint Thomas, Adam Yates y Richie Porte en sus filas. ¿Se jugarán la jefatura al piedra, papel, tijera?

Pues un método tan válido como cualquier otro, digo yo. Quizás incluso más. Evocador, por lo menos, de otros tiempos donde libertad era pedalear hasta la playa para darse un chapuzón con los amigos, y no las pamplinas que nos quieren vender algunos hoy en día. Per molts anys, Volta!

This entry was posted in CICLISMO, COLUMNAS, Juan Manuel Serrat, Mediterráneo, VOLTA CATALUNYA 2021 and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *