Que nos quiten lo bailao

{Banda Sonora: Joan Manuel Serrat – Romance de Curro “El Palmo”}

Por ÀLEX OLLER

Más de medio año de residencia en Poble Sec y de subir y bajar las cuestas de Montjuic a trote cochinero, un día sí y otro también. También algún paseo, en la época de confinamiento más estricto y tras las secuelas del maldito Coronavirus por parte de la unidad familiar. No se imaginan la de secretos que esconde este gran parque que, ya de por sí, parece vivir de espaldas a una ciudad que acoge este domingo la última etapa de la centenaria edición de la Volta a Catalunya.

Barcelona acostumbra a olvidarse de Montjuic y suele mirar más hacia el interior, dónde Collserola es la preferida para programar excursiones o actividades deportivas de fin de semana. Curiosa la desconsideración ciudadana hacia una montaña que merece categoría de olímpica, ni más ni menos que por los Juegos de 1992. Ni siquiera mi estimado Espanyol, recién demolido su estadio de Sarriá un lustro después, apreció en su justa medida la disponibilidad del Lluís Companys y acabó por construir nuevamente casa propia en el vecino municipio de Cornellà.

Quizás pesen los malos recuerdos alrededor de su fortaleza, donde se sucedieron fusilamientos a raíz de la guerra civil, como el del presidente de la Generalitat, Lluís Companys. O puede que sea el estigma de la pobreza de posguerra y el barraquismo que se asentó en sus colinas, imagen vergonzante para la dictadura, por mucho que las sucesivas olas migratorias que no encontraron acomodo en la urbe colaborarán al resurgimiento de la ciudad condal con el sudor de su frente.

La propia Volta, que surgió con fuerza a principios de siglo después de la irrupción de la bicicleta en Cataluña, renació con vigor tras su última interrupción por culpa del conflicto fratricida, desde la primera victoria de Mariano Cañardo al doblete de Miguel Poblet (con siete años de paréntesis), los triunfos de Eddy Merckx y Luis Ocaña o los tripletes de Miguel Induráin y Alejandro Valverde, quien arranca la jornada con un minuto y tres segundos de retraso respecto al actual líder, Adam Yates.

Hay esperanzas de que El Bala, perro viejo, aproveche los toboganes de Montjuic para sorprender, pero el británico, que cuenta con el equipo más potente del cartel, controla en todo momento los amagos del Movistar y acaba copando el podio junto a sus dos compañeros del Ineos, Richie Porte y Geraint Thomas; un tridente que no se producía desde que Poblet, José Pérez Francés y Emilio Cruz se coronaron por el Ferrys en 1960. Pese a que la clasificación general permanece inalterable desde el gran golpe de Yates, el miércoles durante el ascenso a Vallter 2000, la etapa dominical se revela gustosona, con buen clima, no pocos espectadores tras las vallas publicitarias –convenientemente distanciados y enmascarados en su mayoría– y un duelo nada despreciable entre el belga Thomas De Gendt y el esloveno Matej Mohoric en su escapada a dúo, a más de 40 kilómetros de la meta. Suben y bajan de la mano hasta cinco veces, pero en la última ascensión al castillo, el corredor del Lotto da un considerable arreón y suelta al eslavo, consciente de que en la bajada es más especialista su rival y, por tanto, su ofensiva no puede esperar. El 13% de inclinación no perdona –como bien sabemos los asiduos runners– y el del Bahrain Victorious cede pronto, dejando un descenso triunfal –ironías de la vida– para De Gendt, cinco veces ganador en la carrera.

La Volta concluye, pero sigue muy viva; y también el ciclismo, un deporte al aire libre que debería garantizar el cumplimiento de las directrices sanitarias, no requiere de pase VIP alguno y permite a quienes lo ven desde el televisor la posibilidad de visitar, al menos en espíritu, tierras lejanas. Ello no impedirá que las autoridades francesas oficialicen en breve la cancelación de la clásica Paris-Roubaix. Una pena. Sus razones tendrán. A nosotros, como diría el ‘populacho’ que tiempo atrás juntó palmas y taconeó al calor de la hoguera en estas hechizantes lomas, que nos quiten lo bailao.

Posted in CICLISMO, COLUMNAS, VOLTA CATALUNYA 2021 | Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Pedales contra el sistema

{Banda Sonora: Tracy Chapman – Fast car}

Por ÀLEX OLLER

El primer sábado de vacaciones de semana santa en dos años invita a la escapada, a la gula y a dejarse llevar –ni que sea un poquito–, como constatan las diversas fotos compartidas en grupos de Whatsapp. No se preocupen, nada grave: un ligero digestivo tras ágape con la correspondiente burbuja de convivencia y alguna que otra  barbacoa, obviamente al aire libre, para no desentonar con la sexta etapa de la Volta a Catalunya, entre Tarragona y Mataró, sin apenas espectadores en las cunetas.

No perdona la centenaria carrera, una de las grandes citas de la temporada, que transita a 44 kilómetros por hora rumbo al Circuit de Catalunya, cerrado por pandemia hasta la celebración del Gran Premio de Fórmula 1 el próximo 7 de mayo, de no haber novedades. Motivo de discordia institucional por la negativa del Ayuntamiento de Barcelona a priorizar el gran circo del automovilismo en lugar de incentivar políticas sociales –que cosas tiene esta alcaldesa, oigan–, el infrautilizado trazado acoge este sábado al pelotón, que pisa su asfalto mientras muchos catalanes encienden sus parrillas; los más afortunados, de sus segundas residencias.

Está siendo un año duro, no nos engañemos. A veces hacemos como que no. Algunos ideamos una rutina, a otros nos la imponen, y fingimos estar de acuerdo, pero en el fondo nos rebelamos. “No hay derecho”, protestamos. “Nos han quitado un año”, denunciamos. ¿Quiénes? “No sé, el virus…”, musitamos. La política, los políticos, no ayudan. Y sí, muchas cosas no funcionan. Muchas medidas nos parecen incoherentes; o sea, injustas. Y estamos cansados. Queremos salir. Los que podemos lo hacemos, hasta donde nos permiten. Otros no tienen opción.

Pero hay brotes. Hay vacunas. Hay solidaridad. Hay fraternidad. Hay ganas de salir adelante. Hay humor. Hay consciencia. Hay arte. Hay deporte. Hay Volta. 100 ediciones ya. 110 años. Como pasa el tiempo…

Fue el barrio barcelonés de Sants, donde hoy celebramos un cumpleaños –con las medidas sanitarias prescritas, no se preocupen– el que impulsó durante casi un siglo la competición por vía de la Unió Esportiva del mismo nombre, fundada en 1922. Fueron años donde el ciclismo, el fútbol y el boxeo compartieron gran popularidad en Cataluña, después de que la bicicleta irrumpiera como expresión práctica de una idea de modernidad cosmopolita, burguesía emergente y crecimiento económico. El vehículo con el que agarrarse a un nuevo concepto de civilización.

Se aferra nuevamente Rémi Cavagna a la idea de que la jornada será suya, una vez que Anoine Duchesne se ha impuesto en el sprint del circuito de Montmeló. Y cuando el pelotón atrapa al francés en el descenso a Argentona, como hiciera antes con su compañero del Quick-Step, James Knox, llega la hora de que se posicionen los velocistas de cara a la volata de Mataró. El primer vencedor de la historia de la Volta, Sebastià Masdeu, Tarraco, debe su apodo a su ciudad de origen, y precisamente desde Tarragona vienen midiendo sus opciones de victoria especialistas como el tricampeón mundial Peter Sagan. El líder de la general, Adam Yates, opta una vez más por gestionar su ventaja, que acaba conservando al cruzar la meta. La etapa, donde ha reinado el buen clima, no se ha revelado tan rompepiernas como podría parecer y los 45 y 49 segundos de margen que mantiene sobre Richie Porte y Geraint Thomas, respectivamente, se antojan suficientes de cara a su consagración definitiva, el domingo en Barcelona.

En la llegada al sprint se ha impuesto finalmente y codos mediante Sagan, quien se disculpa con Alejandro Valverde antes de recoger el 115to triunfo de su carrera. “¡Hola a todos!”, saluda sonriente, una vez coronado, con la ilusión de un debutante. Pienso entonces en Tarraco y en Román, heredero del legado ciclista de Sants, que en breve estrenará bicicleta como regalo de aniversario; y en lo alegre y tranquilo que pedaleo, Avenida Paralelo abajo, gracias a la osadía de políticas tan antisistema como las que aplica a diario Ada Colau.

Posted in CICLISMO, COLUMNAS, VOLTA CATALUNYA 2021 | Tagged , , , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Flor de corredor

{Banda Sonora: Loquillo Y Los Trogloditas – Morir en primavera}

Por ÀLEX OLLER

Advierten los historiadores de que los héroes son peligrosos, por impetuosos y poco calculadores, y conviene nuestro excéntrico de referencia, Jacinto Antón, quien tuvo en su día ocasión de interceder en un golpe de estado y optó, muy sabiamente, por la precaución. Hay veces en que lo mejor es no hacer nada o, como mucho, ir a por un bocadillo de chorizo al bar y esperar a que la cosa se resuelva por sí sola con el menor número de víctimas posible. Algo parecido pensará Adam Yates, líder de la Volta a Catalunya, cuando ve escaparse a Rémi Cavagna este viernes camino de Montserrat. El jefe del Ineos valora la inclinación del trazado restante, observa los movimientos a su alrededor y se decanta por la no-intervención. Mañana será otro día.

Por suerte para los aficionados al ciclismo, no todos en el pelotón opinan igual. Los hay, como Mikel Bizcarra y Sébastien Reichenback, que piensan que ni de coña van a dejar vía libre al francés y se lanzan a una endiablada persecución hasta dar con la rueda del corredor del Quick-Step en la cima del icónico monasterio. Del reunificado grupo emerge Carlos Verona, otro valiente en busca la primera victoria para un desdibujado Movistar, cuyo mejor representante en la carrera, Alejandro Valverde, clasifica cuarto en la general, a un minuto y tres segundos de Yates. Verona luce buen ritmo, aunque también es alcanzado por sus perseguidores y levanta entonces la mano Lennard Kamna, tercer incauto de la jornada, a tenor de lo expuesto. En el fondo, la historia no se escribiría sin ellos, los capaces de lanzarse al vacío con o sin seguidores, sin saber si, del otro lado, les espera una red o una santa hostia. “Al infierno o a la gloria”, como diría Errol Flynn en Murieron con las botas puestas.

La primavera es juguetona, incierta, traicionera. Uno no sabe si salir en mangas de camisa o pillarse una rebequita. Se trata de una estación, ante todo, seductora, y esta quinta etapa de 26 de marzo se le insinúa a Kamna cosa mala; y el bajasajón, que es alemán pero no es de piedra y cuenta a su favor con la confianza propia de la juventud, responde con un Let’s Get It On digno del más desbocado Marvin Gaye, pisa con fuerza el pedal y alcanza una vertiginosa velocidad de 70 kilómetros por hora rumbo a La Seu de Manresa. Poco importa que, previamente, se haya dado un costalazo de primera el estadounidense Gavin Mannion, quien exhibe maillot destrozado y heridas de guerra en el flanco izquierdo. Como al amigo Marvin, a Kamna le puede la insistencia. No en vano, ya probó suerte en las etapas con final en Calella y Port Ainé y no va a desistir ahora. Let’s Get It On, va, venga.

“Tiene vista, sabe correr y es un ciclista ganador”, valida en Esports3 Joaquín Fernández. Voz autorizada donde las haya, Purito destaca el instinto del escapado para, más allá de los parámetros marcados por la dirección del BORA, elegir el instante justo para lanzar su ofensiva definitiva. “Ayer ataqué demasiado pronto, pero hoy vi el momento”, reconoce Kamna, una vez cruzada la meta con amplio margen sobre el portugués Ruben Guerreiro y Bizcarra, a 39 y 42 segundos, respectivamente. El día, que arrancó con la baja del equipo Kern Pharma por positivo de Covid-19, acaba sin novedades en la general, donde Yates mantiene su colchón sobre Richie Porte, Geraint Thomas, Wilco Kelderman y Valverde. El Bala se guarda por ahora un último cartucho, quizás para el sábado, con etapa rompepiernas entre Tarragona y Mataró, o el domingo, esperando algún despiste en la Montaña Olímpica de Montjuic.

La primavera depara sorpresas –algunas agradables, otras no tanto– a cada curva. Por ahora, del pelotón de esta Volta ha brotado –permítanme el homenaje al desaparecido compañero Alberto Sonsol– lo que en Uruguay definirían sin reservas como flor de corredor.

Posted in CICLISMO, COLUMNAS, VOLTA CATALUNYA 2021 | Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Regresos

{Banda Sonora: Totó La Momposina – Yo Me Llamo Cumbia}

Por ÀLEX OLLER

Ya es oficial: reserva confirmada en La Trobada, tradicional posada ciclista que hoy luce denominación de hotel boutique y lucha, como todo el sector turístico, por mantenerse a flote ante la tormenta pandémica. Habrá ayudado, sin duda, el paso de la Volta a Catalunya, que este jueves parte precisamente de Ripoll y acaba en Port Ainé, y su considerable comitiva, aunque menos nutrida que en ediciones anteriores.

La última vez que dormí en la localidad gerundense, hace cuatro años, lo hice adobado en no pocos tragos de ratafía, consumidos tras una intensa jornada laboral en la improvisada redacción de La Taverneta. La ciudad estaba entonces de luto y el país, compungido por la tragedia del atentado que, apenas tres días antes, se había cobrado 16 víctimas mortales en Las Ramblas de Barcelona. Ocho vecinos de Ripoll, autores ideológicos y/o materiales de aquel funesto ataque y de otros posteriormente frustrados, fallecieron esos días; y cuatro más, presuntos terroristas, pasaron a disposición judicial.

La población, conocida hasta entonces por el monasterio de Santa María, su gastronomía y el concurso anual de ratafías que organiza el mentado establecimiento, quedó marcada y lucha desde entonces por superar el drama que alteró en parte el marco de convivencia social. En tan noble propósito aporta también su granito de arena el deporte; y pocos como el ciclismo –aún con todas sus imperfecciones– para reflejar los valores de libertad, igualdad y fraternidad por esas mismas carreteras que en breve transitaremos, a bastante menor ritmo y manteniendo la consabida distancia de seguridad, unos cuantos cicloturistas desconfinados.

La carrera la lidera en su cuarta etapa, considerada reina, un británico, Adam Yates, seguido de un australiano, Richie Porte, otro brit, Geraint Thomas, un neerlandés, Wilco Kelderman, y un murciano con 41 años a cuestas y ganas de juerga, Alejandro Valverde. Pero la jornada la protagonizan un alemán, Lennard Kamna, que anima la fiesta un buen rato con una ambiciosa escapada, y un colombiano, Esteban Chaves, apodado Chavito, de sonrisa infantil y dotes de veterano.

Transcurridos 140 kilómetros, sigue tentando su suerte Kamna a su paso por Sort, donde La Bruixa D’Or presume de repartir más premios que cualquier administración de lotería europea, y una lucrativa industria de deportes de aventura en el río Noguera Pallaresa debe su inspiración a las peligrosas maniobras de los antiguos raiers, rudimentarios transportadores de troncos corriente abajo desde La Pobla de Segur, punto de partida de la siguiente etapa. Desciende el bajasajón con esa pose que se ha puesto tan de moda entre algunos y que tanto irrita a La Maja –partes nobles sobre el cuadro, mentón a nivel del manillar, sillín libre–, buscando arañar segundos antes del ascenso pirenaico, donde será finalmente cazado por el grupo perseguidor, del que emergen Enric Mas y Chaves. A falta de 7,3 kilómetros para la meta, el bogotano ve en un golpe de riñón el remedio a su historial de lesiones. Prueba entonces de seguirle, igualmente pundonoroso, el mallorquín, ya definitivamente cuesta arriba, con un 9% de inclinación. Apenas 2000 metros durará su aventura: lo pillan, lo pasan, lo sueltan y ahora es solo Chaves quien queda con kilómetro y medio por delante. Dos años sin victorias espolean al colombiano, aferrado al tren delantero, el rostro súbitamente envejecido y la nariz afilada cortando el viento de cara, mientras intenta no perderlo de vista el ecuatoriano Richard Carapaz, gregario de lujo del Ineos. Los hombres de negro controlan nuevamente la escena, ceden finalmente el protagonismo al corredor del BikeExchange y se contentan de asegurar la segunda pernoctación de verde para Yates, que mantiene su colchón sobre Porte, Thomas, Kelderman y Valverde en la general.

Al fin y al cabo, ¿quién mejor que Chavito, ahora sexto y con el maillot de líder de la montaña, para lucir sonrisa en lo alto del podio? Una felicidad contagiosa que invita a brindar, a poder ser con ratafía, por los regresos. El suyo y el nuestro. Por los reencuentros. El domingo, en La Trobada.

Posted in CICLISMO, COLUMNAS, VOLTA CATALUNYA 2021 | Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Prohibido ‘badar’

{Banda Sonora: Jean-Michel Jarre – Oxygene, Pt. 3}

Por ÀLEX OLLER

Del delta del Llobregat a lo alto de los Pirineos, la tercera etapa de la Volta cruza Catalunya y dibuja un país en miniatura en su vertiente más oriental, que nos permite repasar gran parte de su historia al paso de los ciclistas por puntos como Olesa de Montserrat, Manresa, Ripoll o Camprodon.

“No hay mejor observatorio que Perafita”, puntualizaría Ramón Besa, cuya mirada, no por subjetiva, deja de merecer máxima atención por parte de quienes, más allá de la documentada cría de canes y equinos, no conocemos aún los particulares encantos del Lluçanès. “Hay una vista muy buena. El sol y la sombra mezclan tan bien que la temperatura ambiente es la idónea. Se duerme estupendamente y el tiempo se detiene lo suficiente como para poder contemplar la vida, badar, como decimos aquí y en toda Cataluña”, escribe el periodista, hijo ilustre de un pueblo que exporta sus coques desde el Forn Franquesa a la Sagrada Familia.

Pero no permite distracción alguna la Volta, si el objetivo es finalizarla como dueño del maillot verde, que lleva ya tres inquilinos en tres jornadas. Tierra de guerrilleros, bandoleros y brujas, acostumbrados sus caminos al histórico movimiento de tropas, el Lluçanès escenifica este miércoles el ruido de sables del pelotón mientras perfila la primera batalla en la montaña, con los nevados picos pirenaicos en el horizonte. Una escapada inicial, con Thymen Arensman y Kiko Galván al frente, saca cinco minutos de ventaja al cruzar Sant Joan de les Abadesses y el primer monasterio femenino de Cataluña; pero, ya en Vilallonga de Ter, la carretera se empina y se vuelve rugosa, a modo de advertencia. Empieza lo serio. Los hombres de negro del Ineos aprietan, el margen con la punta se reduce y Marc Soler, supuesto jefe del Movistar, se cae mientras pastan en segundo plano unos rollizos potros, ajenos al ajetreo de la serpiente multicolor; en estas partes, suele ser blanca o verde, también meridional, de agua o vidriol.

A la cola sigue Chris Froome, en lucha consigo mismo, mientras Alejandro Valverde lidera una persecución, acompañado por Richard Carapaz, Dan Martin y Sepp Kuss, para arrebatarle la cabeza a Arensman. Por un momento se escapa El Bala, aunque pronto se le une Nairo Quintana, ni que sea para evidenciar la falta de sintonía entre ambos ex compañeros. Endurecida definitivamente la cuesta, a falta de 4,4 kilómetros para la cima, el grupo caza definitivamente al osado neerlandés. Entonces prueba Esteban Chaves, sin suerte, y apenas quedan Valverde, Kuss y Adam Yates. El murciano, valiente primero y calculador después, es el primero en ceder a 2,2 de la meta, y 400 metros después cae el estadounidense, dejando vía libre a Yates, que se impone con 13 segundos de colchón y estrena palmarés con el Ineos. El británico se acostará líder de la general al sacarle 50 segundos a Joao Almeida, que ha tirado de riñón para no caerse del podio virtual tras dormir de verde con su tercer puesto en la contrarreloj de Banyoles. Richie Porte, también del Ineos, es segundo a 45 segundos, mientras que Geraint Thomas clasifica cuarto a 53 y Valverde, sexto a 1m03.

La llegada a Vallter 2000 ha sido dura. Atrás quedan 203 kilómetros recorridos y una panorámica digna de admiración hasta el punto de partida desde Canal Olímpic, sede del piragüismo de Barcelona’92. Cobi, La Moreneta, el Monastir de Santa María, La Seu, El Pont Nou de Camprodon y sus galletas. Hora de merendar. Y ahora sí, badar.

Posted in CICLISMO, COLUMNAS, VOLTA CATALUNYA 2021 | Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Injusticia poética en Banyoles

{Banda Sonora: Umpah Pah – Venedor de Mentides}

Por ÀLEX OLLER

La edición centenaria de la Volta a Catalunya recupera la contrarreloj individual en la segunda etapa de este martes con salida y llegada en Banyoles, que tiempo atrás fue todo lo contrario a un inicio y un final: más bien un macabro, vergonzoso y dilatado epílogo de la vida de un pobre ciudadano africano, se supone que originario de Botsuana.

Dicen que la tragedia, con el tiempo, adquiere la categoría de humor. Aunque, 20 años después de la repatriación del cadáver del llamado Negro de Banyoles, cuesta aún encontrarle cierta gracia a la historia, que empezó con la profanación de una tumba en Sudáfrica, siguió con su cuestionable embalsamiento por parte de dos taxidermistas de brocha gorda y alcanzó su máximo despropósito en esta apacible ciudad gerundense, con su exhibición cara al público durante 80 largos años. Como lo oyen. Etiquetado como bosquimano, catalogada la pieza con el número 1004, lo que restaba del cuerpo de este señor quedó inmortalizado en taparrabos y ridícula pose en el museo local de Francesc Darder; hasta que un residente de Cambrils, de origen haitiano, inició en 1991 un litigio para su liberación.

Alejandro Valverde luce el dorsal uno de la Volta, maillot azul eléctrico, casco aerodinámico y una estampa bastante más digna sobre la bicicleta, camino de la meta con el popular lago de fondo, a pocos metros de donde se perpetró semejante ultraje con no pocos cómplices entre lo más honorable de la sociedad catalana. Probablemente ajeno a la polémica, El Bala aprieta dientes, músculos y pedales con el propósito de no perder décimas respecto al portugués Joao Almeida, favorito en la prueba cronometrada, y partir así con opciones intactas de cara a las siguientes dos jornadas de montaña, donde la cosa se pondrá seria. Pero el murciano no puede, no llega y acaba a un minuto y 14 segundos del vencedor, el australiano Rohan Dennis, que estrena su palmarés con el Ineos. Tras el francés Rémi Cavagna, queda tercero Almeida, nuevo líder de la general con el mismo tiempo que el estadounidense Brandon McNulty y tres segundos de ventaja sobre el español Luis León Sánchez, quien copa el podio virtual. El ganador de la etapa inaugural, el danés Andreas Kron, cede el maillot verde al clasificar en el puesto 80 con más de dos minutos de retraso. De la gloría al abismo en apenas 24 horas. El ciclismo es así de despiadado, como confirma el nonagésimo lugar del supercampeón Chris Froome. ¿Conocerá el sudafricano la trágica historia de nuestro bosquimano?

Contaba Nieves Concostrina recientemente en su sección de La Ventana como al show bussiness etnológico de Banyoles le siguió el show del mediático funeral de Gaborone, con presencia de altos cargos militares, políticos y religiosos para que “minuto y medio después, todo el mundo se olvidara del asunto y la tumba del africano –bajo un cartel donde hoy sigue leyéndose ‘El Negro’, en castellano– acabara sirviendo de córner en un campo donde los chiquillos juegan al fútbol”.

Si existe un antónimo al concepto de justicia poética, será ese, pienso yo, mientras discurre la carrera ciclista por los alrededores de su anterior residencia. “Al menos aquí no recibiría balonazos”, suelto. Y sí, resulta que al final será cierta la fórmula del humor.

Posted in CICLISMO, COLUMNAS, VOLTA CATALUNYA 2021 | Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Volta y libertad

{Banda Sonora: Juan Manuel Serrat – Mediterráneo}

Por ÀLEX OLLER

Amanece soleada Cataluña, pese a las nubes en forma de incidencia vírica que amenazan con ensombrecer las esperanzas de escapada vacacional de la población. Don Lorenzo, ajeno a los aerosoles de transmisión humana, parece brindar por la celebración en diferido de la centenaria edición de la Volta Ciclista a Catalunya, pospuesta hasta 2021 por prescripción sanitaria.

La quinta carrera de una semana de la temporada es en realidad la nosécuantosya de la campaña anterior. Así son estos confusos tiempos, donde a uno le cuesta más de la cuenta ubicar fechas y ubicarse en consecuencia. Curiosa región ésta, también, donde en apenas una hora de pedaleo pasamos de admirar la nieve del puerto de Santa Fe a contemplar el horizonte de las playas del mediterráneo y tararear la canción-homenaje que le dedicó a nuestro bello mar Joan Manuel Serrat. El venerado cantautor tiene, sin duda, el bendito don de teletransportarnos al territorio geográfico y espiritual de nuestra niñez.

“La bici forma parte de la historia de cada uno de nosotros. Su aprendizaje remite a momentos particulares de la infancia y adolescencia. Gracias a ella, todos hemos descubierto un poco de nuestro cuerpo, de sus capacidades físicas, y hemos experimentado la libertad a la cual está indisolublemente ligada”, escribió Marc Augé en Elogio de la bicicleta. La cita antropológica la recogió a su vez Rafael Vallbona en “Volta” a Catalunya 1911-2011, un segle d’esport i país en las que el escritor barcelonés desmenuza los primeros 100 años de existencia de la carrera catalana, que no alcanzaría sus 100 ediciones hasta hoy.

El hecho de que se trate de la única grande en compartir podio centenario junto a Tour y Giro bien merece una celebración, aunque deslucida por la falta de público en Calella, origen y final de esta etapa inaugural. Precauciones sanitarias obligan, y seguramente dé cuenta de ello la bibliografía dedicada al bicentenario; también registrará el desplome de Chris Froome a las primeras de cambio y la victoria del joven danés Andreas Kron al sprint frente al campeón de España, Luis León Sánchez y el francés Rémy Rochas tras 178 dinámicos kilómetros circulares por las alegres colinas del Montseny. “¡Allí estaremos la semana que viene!”, proclama La Maja, con ansia de paisaje, pedaleo y sal marina. “Ojalá”, suspiro mientras Joaquín Rodriguez comenta en Esports3 lo mucho que ha cambiado el mundo en doce meses: “Hace un año no nos hubiéramos imaginado a toda Calella con mascarilla. Hoy, si viéramos a la gente agolpada en la llegada, nos asustaríamos”, resume Purito.

El de Parets critica la estrategia del Movistar: “Se han precipitado y han dejado a Marc Soler demasiado solo”, señala, asumiendo que el catalán es el líder del equipo por delante de Alejandro Valverde y Enric Mas. La escasez de teóricos gregarios amenaza con pasar factura también al Ineos, que cuenta con Richard Carapaz, Geraint Thomas, Adam Yates y Richie Porte en sus filas. ¿Se jugarán la jefatura al piedra, papel, tijera?

Pues un método tan válido como cualquier otro, digo yo. Quizás incluso más. Evocador, por lo menos, de otros tiempos donde libertad era pedalear hasta la playa para darse un chapuzón con los amigos, y no las pamplinas que nos quieren vender algunos hoy en día. Per molts anys, Volta!

Posted in CICLISMO, COLUMNAS, Juan Manuel Serrat, Mediterráneo, VOLTA CATALUNYA 2021 | Tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Leave a comment

Ciertos silencios

{Banda Sonora: Guy Clark – Rain In Durango}

Por ÀLEX OLLER

Recibimos con tristeza el jueves la noticia del fallecimiento de Antón García Abril, aunque estos malos tragos amargan un poco menos cuando afronta el obituario con su habitual sensibilidad Carlos del Amor en Televisión Española. El cariño lo cura casi todo en esta vida, y no cabe duda de que estamos ante un periodista que le pone… amor a su oficio, por imitar aquí sus particulares juegos de palabras.

Explicaba en el reportaje García Abril la importancia que en la banda sonora tiene el silencio –“Si está bien usado, es la mejor música que existe”, mantenía–; y parecida reflexión hacía Roger Waters en el making-of de Dark Side of the Moon, donde se desmenuzaba a conciencia el álbum referente de Pink Floyd. El músico y productor se refería concretamente a “las pausas, los huecos libres” del tema Us and Them, y no hace falta ser un entendido en la materia para ubicarse y comprender que sí, efectivamente, los silencios pesan a menudo tanto o más que la melodía.

También en el cine. Impactado aún por el visionado de Certain Women, séptimo largometraje de la estadounidense Kelly Reichardt, me pregunto cómo habrá hecho esta realizadora para transitar tanto tiempo y a tan bajo volumen por debajo del mainstream, no ya de Hollywood, sino del propio cine independiente. ¿Sumergida? Algunos, que nos las damos a veces de cinéfilos, no descubrimos su talento hasta que a la Filmoteca de Catalunya le dio por programar un ciclo que incluye también Meek’s Cutoff, un western en cierto modo contemplativo, sin apenas tiros o diálogos, pero descarnado a más no poder. El estilo de Reichardt, sobrio, sutil y hechicero, no necesita más aderezo que una simple guitarra acústica para relatar las peripecias de una caravana de pioneros por el desierto de Oregón o los dilemas existenciales de ciertas mujeres, protagonistas anónimas de dramas cotidianos, en las nevadas llanuras de Montana. Pueblo pequeño, infierno grande.

Ponferrada no es Livingston, pero constatamos en Nevenka, la miniserie documental de Netflix, como el silencio puede acompañar a una víctima hasta su tumba, de no rebelarse esta y ser capaz de pronunciar la palabra “basta”. No es necesario gritarla, pero sí decirla las veces que hagan falta y sin complejos: Basta a su acosador sexual, en este caso el Señor Alcalde; basta a los parásitos que le rodean; basta a los compañeros que lo consienten; y basta a los miembros de una sociedad que permite –si no promueve– a diario el abuso de poder hacia ciudadan@s indefens@s.

O cómo leí recientemente en un grafitti: Olé tu coño, Nevenka.

Basta al diputado del Partido Popular que se mofa en el Congreso de los problemas de salud mental que sufren tantos españoles… y los que no sabemos. Basta al representante de VOX en la Asamblea de Madrid que se refiere a la diputada Carla Antonelli en masculino. Basta a las supuestas “ruedas de prensa” de la ultraderecha, mítines encubiertos sin posibilidad de pregunta; y menos, por parte de una hembra.

Hay silencios periodísticos, silencios artísticos, silencios laborales, silencios médicos, silencios burocráticos, silencios administrativos, silencios políticos y silencios cómplices.

Silencios que muestran, silencios que esconden, silencios que embellecen, silencios que apestan, silencios que acompañan, silencios que duelen, silencios que alivian y silencios que matan.

Posted in CINE, COLUMNAS, PANORAMA | Tagged , , , , , , , , , , | Leave a comment

No nos hagamos ‘las suecas’

{Banda Sonora: X-Ray Spex – Oh Bondage, Up Yours!}

Por ÀLEX OLLER

“Aquí los hombres sirven para dos cosas: para nada y para dar dinero. Nada más”, le subraya Doña Olga a una de las ficheras del cabaret Barba Azul en La Mami, brillante documental de producción catalana donde Laura Herrero Garvín retrata el día a día –o noche a noche– de las mujeres que pasan por la trastienda de un mundo plagado de machismo, violencia y desigualdad.

Conservo la esperanza de que el periodismo siga sirviendo para algo más, pero me guardo la cita en el bolsillo, que uno nunca sabe para dónde soplará el viento mañana y las novedades del día tampoco animan precisamente al optimismo. Arquea una ceja desde su trono del aseo-guardarropía la Mami y no hace falta añadir mucho más. Hay cosas que apestan bastante más que el baño de un cabaret de Ciudad de México con apelativo feminicida: desde nombramientos directivos a menosprecios públicos por parte de compañeros de quinta división. El mérito, como bien explica nuestra protagonista, está en manejar a todo tipo de clientes, “desde la persona más educada hasta el más patán”. Y es por ello –corrige a una joven intrusa– que “estas mujeres no son putas. Son trabajadoras sociales”.

El dinero aprieta y por la familia lo que sea. Aunque no estén –ni estamos ya– para aguantar a hijos e hijas de puta –con perdón para las putas–. Ni en el 8-M ni cualquier día del año. Y al que no lo tenga claro, va otra producción catalana estrenada esta semana en TV3: X, la sèrie, con un primer capítulo dedicado a desenmascarar las agresiones  machistas que a diario consentimos como sociedad. No nos hagamos más las suecas.

No todo son malas noticias. El lunes llegó al buzón el último ejemplar de Panenka con alentador titular pospandémico (Volver) y el martes heredé un auténtico tesoro: otras tantas revistas futboleras del siglo pasado destinadas a engalanar la hemeroteca personal. Las conservó con mimo durante toda una vida nuestra añorada Ana, periquita de corazón y ejemplo de lucha obrera, bondad y generosidad que nos dejó demasiado pronto. Otra injusticia, aunque nos sintamos afortunados de haberla conocido.

Cuidaré como se merece tan preciado botín, entre los que destaca un ejemplar del diario Dicen con perfil de Dani Solsona –“El jugador del  momento”– con fecha de 1975, la revista Onze en versión española, las guías de México’86 de Mundo Deportivo y Marca y el programa de un partido de baloncesto entre los Harlem Globetrotters y el New York Nationals por el trofeo BEBE Y VIVE EL CAFÉ con referencias a “los campeones de ébano” y “el equipo blanco”. ¿Otros tiempos? En lo relativo a la moda, sin duda: ay, esos shorts corticos y esos flequillicos… Y, ¿qué me dicen del siguiente titular en portada del semanario AS Color?: “No me dejó una perra” (doña María) en respuesta a la pregunta ¿Dónde está el dinero de Bernabéu? del antetítulo. ¡Toma clickbait! Indago en páginas interiores y encuentro otra declaración que tampoco tiene desperdicio: “Antes era la señora de Bernabéu y ahora soy solo su viuda”. Demoledor.

Bien mirado, arquea también las cejas Doña María en la foto. Me pregunto que se dirían la viuda y la Mami en el confesionario del Barba Azul. Bien pensado, igual sí que de algo sirve el periodismo.

Posted in COLUMNAS, FÚTBOL, PANORAMA | Tagged , , , , , , , , , | Leave a comment

Monte y culebras

{Banda Sonora: Vincent Tempera & Orchestra, RZA – Ode To Oren Ishii}

Por ÀLEX OLLER

“La sala de trofeos está llena de copas despreciadas”, advirtió en la previa del Barcelona-Sevilla Ricard Torquemada en Tot Costa. El veterano analista no es precisamente sospechoso de resultadista; simplemente opina que, en el deporte, debemos valorar en su justa medida la consecución de un título pues, por lo general, no suelen caer por inercia.

Tampoco en la vida los regalan –pese a las triquiñuelas de algunos–, subrayaba recientemente Ramón Besa, maestro de periodistas por mucho que le duela la definición. “No conozco a nadie del gremio que tenga colgado el diploma en el despacho, como sí hacen los médicos o los ingenieros”, señalaba Besa, denunciando así un extraño pudor por parte de quienes tuvimos la ocurrencia de licenciarnos en la materia.

Puestos a citar referentes, Bruce Lee renegaba de la palabra “estilo” porque consideraba que condicionaba en exceso, que más valía expresarse libre e individualmente en el arte del combate, sin atender a patrones. “Me gusta porque es muy rápido y siempre gana a los malos”, resumía un joven fan en el documental Be Water, cuya retransmisión coincidió en La 2 con la vuelta de semifinales de la Copa del Rey en Telecinco.

A veces conviene dejarse la camiseta en el armario, los librillos en el cajón y disponerse, sin más, a disfrutar de un buen partido de fútbol como el que libraron Barça y Sevilla –más los primeros que los segundos– en un desierto Camp Nou. Necesitados de remontar el 2-0 de la ida, los azulgranas culminaron una meritoria gesta a la antigua, con gol a pelota parada de un central en el último suspiro y aparición de un suplente en la prórroga.

Perdón, de nuevo, por las etiquetas. El hábito, ya se sabe.

Digamos que los aficionados neutrales –si es que aún existen– debieron apreciar el tesón y la valentía de los locales frente a un Sevilla que intentó gestionar su ventaja y, por no acertar, no acertó siquiera a transformar un penalti que hubiera inclinado considerablemente la cuesta a escalar por el rival.

Aparecieron la diestra de Ousmane Dembélé, una mano de Marc-André ter Stegen y la cabeza de Gerard Piqué –por ese orden– para forzar el tiempo suplementario y permitir la celebración de un actor secundario como Martin Braithwaite una vez volteada la eliminatoria. Y estuvo como siempre Lionel Messi. Poco debería importar ya su futuro, que se marche o que se quede al finalizar la temporada. Hoy está. Y marca diferencias. Que lo gocen los culés. Fluyan. Be Water, amigos.

El panorama horas antes era nefasto para el club, con el presidente Josep María Bartomeu enfangado en el Barçagate a pocos días de las elecciones y el equipo lejos del liderato en la liga y al borde de la eliminación en la Copa y la Champions.

“Ya esto es monte y culebras”, sentencia Natalie, la maestra de Congo Mirador en el documental “Érase una vez en Venezuela”, que retrata la inevitable decadencia de un poblado flotante cercano al lago Maracaibo, azotado por el cambio climático, la polución, la negligencia y las corruptelas.

En Barcelona, pese al olor a podrido, queda, por lo pronto, la posibilidad de seguir peleando un título, que no es poco.

Posted in COLUMNAS, FÚTBOL | Tagged , , , , , , , , , , | Leave a comment