Tres recetas: Campuzano, Lee y Rodríguez agitan coctelera panamericana

[Este artículo fue editado y publicado en julio de 2019 por AGENCE FRANCE-PRESSE]

Por ALEX OLLER

LIMA, Perú (AFP) – México gritó ‘suave’ con el oro de Daniela Campuzano en bici de montaña, Alex Lee refrescó su victoria del día anterior en taekwondo por Estados Unidos y la venezolana Génesis Rodríguez abrazó más que nunca las pesas que en su día rechazó.

La jornada dominical de los Juegos Panamericanos sirvió un selecto trío de cócteles a los aficionados de Lima-2019.

 

Pisco Chilcano (refrescante): Alex Lee, Estados Unidos, taekwondo

El primer doble oro de los Juegos es de ascendencia asiática, tiene 19 años, habla inglés y se apellida Lee. Si el sábado el estudiante de informática de la universidad de Stanford se subió a lo alto del cajón en la competencia de poomsae individual, el domingo repitió experiencia con el equipo mixto de estilo libre de Estados Unidos, también en la modalidad de combate.

El bautizo de Lee fue también la primera medalla de Lima-2019 y de poomsae en la historia de los Panamericanos. “Es increíble, nunca olvidaré este día. No estoy acostumbrado a competir en escenarios tan bonitos”, dijo el adolescente, quien señala a su entrenador Jung Hwan Jin como fuente de inspiración y suele acostarse a altas horas de la madrugada, incluso cuando sale el sol, para compaginar al máximo horarios de entrenamiento con estudios.

Integrado ya en el equipo mixto, Lee derrotó en la final dominical a Canadá para firmar el doblete dorado, a añadir también al que ya consiguió de bronce en el Mundial junior.

El joven campeón cuenta como bebida favorita la limonada Happy Lemon y como plato predilecto el cerdo a la miel. Bien dorado, se entiende…

 

Pisco Aromático (suave): Daniela Campuzano, México, ciclismo de montaña

Novena en Guadalajara-2011 y cuarta en Toronto-2015, Campuzano se olió que las condiciones húmedas del circuito limeño del Morro del Solar podrían favorecerla y se impuso con claridad a la argentina Sofía Gómez y la brasileña Jaqueline Mourao en la modalidad de cross country olímpico.

Nacida hace 32 años en Ciudad de México, creció en Hidalgo y se formó como bióloga en la universidad local antes de ser elegida como abanderada de la delegación tricolor en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro-2016, donde ejerció también como primera representante olímpica de su país en ciclismo de montaña, acabando la competencia en 16to lugar.

La apodada ‘Súper Dani’, novena clasificada mundial, finalizó también cuarta en los últimos campeonatos de Andorra y al fin se subió al podio en una gran cita en Lima, pisando además lo más alto del cajón.

La tercera fue pues la vencida para Campuzano, quien disfrutó el perfume de la victoria, la primera en la modalidad para una mexicana, consciente de que las ausencias de Canadá y Estados Unidos le allanaron algo el camino. “Estoy súper feliz, ha sido un proceso largo y al fin logramos tener una medalla”, declaró la campeona. Como dicen en México… suave.

 

Pisco acholado (mezcla): Génesis Rodríguez, Venezuela, levantamiento de pesas

El triunfo de Rodríguez en la categoría de 55 kilogramos fue el primer oro para Venezuela en Lima-2019 pero también toda una mezcla de emociones para la halterofilista, que rompió a llorar sobre la tarima, dedicó la victoria a la amplia colonia venezolana local, agradeció al presidente de su país y recordó los malos tragos pasados.

La nacida hace 25 años en Falcón se dio un baño de felicidad en los Panamericanos horas antes de que la secundara en el medallero su compatriota Julio Mayora, pero su relación con la disciplina que practica no fue un amor a primera vista: en sus inicios, Rodríguez quería dedicarse al atletismo, pero su baja estatura la relegó a la halterofilia gracias al ojo avizor del entrenador Carlos Pinto.

“El levantamiento de pesas es un deporte muy rudo, que debemos amar y tener disciplina para triunfar”, subraya la atleta, quien ya saboreó el bronce en los Juegos Olímpicos de la Juventud en 2010.

El domingo la venezolana era todo sonrisas. Lejos quedaba la sanción por dopaje que la apartó de los Juegos Olímpicos de Rio y el desmayo sufrido tras ganar la medalla de plata en los últimos panamericanos. Para Rodríguez, el último sorbo fue el más rico.

This entry was posted in ATLETISMO, JUEGOS PANAMERICANOS LIMA 2019, PUBLICADO EN AFP. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *