No solo de Ibargüen-Rojas vivirán los Panamericanos

[Este artículo fue editado y publicado en julio de 2019 por AGENCE FRANCE-PRESSE]

Por ALEX OLLER

MONTEVIDEO, Uruguay (AFP) – Primero se observaban desde la distancia. Luego empezó la persecución. Se cruzaron en 2016 en Rio de Janeiro y la fiesta en Apartadó fue olímpica, aunque la celebración se trasladó a Caracas un año después, con el triunfo de la venezolana en el Mundial de Londres.

La previsión para julio-agosto en Lima es la habitual: cielo gris y tibias temperaturas. Al menos hasta que Caterine Ibargüen y Yulimar Rojas pisen la pista del Estadio Atlético de la Videna para librar otro duelo de alto voltaje por la supremacía del triple salto en los Juegos Panamericanos.

Será sin duda el enfrentamiento estelar de 16 días de competencias en la capital peruana, pero ni por asomo el único a marcar en rojo en el calendario.

39  deportes y 62 modalidades deberían dar para mucho en esta decimoctava edición de gran cita polideportiva continental. Y teniendo en cuenta de que se trata de la antesala de los mundiales de atletismo en Doha y de básquetbol en China, o que 23 disciplinas darán boleto olímpico a Tokyo-2020, los Panamericanos verán considerablemente reforzado su nivel competitivo.

Nombres como el luchador cubano Mijaín López, el velocista estadounidense Justin Gatlin, las jamaiquinas Elaine Thompson y Shelly-Ann Fraser-Pryce o la ciclista colombiana Mariana Pajón sobresalen del listado de 6,700 atletas inscritos; aunque los deportes de equipo como el fútbol o el básquetbol siempre arrastren el interés de históricas rivalidades regionales, y algunas especialidades merezcan mención aparte como en el caso de los clavados, donde México acostumbra a tutear a sus vecinos norteamericanos.

Pero el gran foco se posará inevitablemente en la colombiana Ibargüen y la venezolana Rojas, quienes añaden al factor fronterizo un condimento generacional, siendo 12 años menor la vinotinto, quien viene amenazando desde hace ya tiempo con tomar el relevo de la cafetera.

Habrá quien opine que Yulimar ya mira por encima del hombro a Caterine, pero será en Lima donde se reforzarán conceptos, después de que ambas evitaran emparejarse en gran medida a lo largo de la temporada, apenas coincidiendo en julio por la Liga del Diamante, primero en Lausanne con victoria para Ibargüen, y una semana después en Mónaco, donde se impuso con claridad Rojas.

 

-Tira y afloja cubano –

No demasiado lejos de la batalla por la longitud, la cubana Denia Caballero aspira a seguir dominando en discóbola como hiciera en los Panamericanos de Toronto-2015; aunque se prevé dura oposición de su compatriota Yaimé Pérez, que el pasado martes superó a la villaclareña en el mítin de Sotteville, Francia, alargando el tira y afloja entre ambas por el dominio continental.

Será sin duda otro de los grandes duelos de Lima mientras que, ya bajo techo, López espera engordar el medallero cubano como principal favorito en la lucha grecorromana. El abanderado de la isla y triple campeón olímpico buscará su quinta medalla de oro panamericana en la categoría de 130 kilos. En la modalidad libre y categoría de 97 kilos, las miradas se posarán sobre el estadounidense Kyle Snyder.

No hay mayor reclamo en atletismo que la prueba reina de los 100 metros, aunque en este caso el velocista estrella, Justin Gatlin, se limitará a disputar los relevos con el cuarteto estadounidense que completan Cravon Gillespie, Justin Robinson y Kenny Bednarek. El palmarés del neoyorquino de 37 años, pese a registrar un par de sanciones por dopaje, sigue mereciendo máxima atención por parte de los aficionados: oro olímpico en 2004, triple campeón mundial y, ante todo, más que digno rival del legendario Usain Bolt, ya retirado.

 

-No digan ‘sprint’, digan Jamaica-

En mujeres, Thompson y Fraser-Pryce aseguran el espectáculo sobre el tartán. La primera brilló en los Juegos Olímpicos de Rio subiéndose a lo más alto del podio en los 100 y 200 metros; la segunda se adjudicó la prueba reina en Pékin-2008 y Londres-2012;  y acelera por detrás la joven Brianna Williams, protagonista en ambas distancias en el último Mundial Sub-20 y enésimo ejemplo de que el linaje deportivo está más que asegurado en Jamaica, histórica cuna de ‘sprinters’.

Si bien Estados Unidos es superpotencia mundial en básquetbol, suele presentar una selección alternativa a los Panamericanos, donde no alcanza la final desde hace 20 años. Y resulta que Brasil, campeón vigente, sorpresivamente no clasificó por vez primera a los Juegos.

Sin la amenaza –teórica y práctica– de las dos selecciones más ganadoras, la competencia parece estar pintiparada para Argentina, que no sube al podio desde 1995 pero acude a Lima con jugadores contrastados como los bases Facundo Campazzo y Nicolás Laprovittola, figuras en la Liga ACB de España, o el ala-pívot Luis Scola, veterano de la ‘Generación Dorada’ y de 10 temporadas en la NBA, actualmente en los Shanghai Sharks.

Sexto en Toronto-2015, Puerto Rico acudirá con un plantel mayormente integrado por debutantes, mientras que República Dominicana, plata en 2003, tampoco contará con sus figuras Al Horford, recién fichado por los Philadelphia 76ers, y Karl-Anthony Towns, de los Minnesota Timberwolves.

 

-Silencio: se rueda-

Argentina, Brasil, México y Uruguay, campeón vigente, se reparten 16 de las 18 preseas doradas hasta la fecha en el fútbol, donde solo pueden inscribirse tres jugadores mayores de 23 años por plantel, cupo que rara vez se completa.

Las máximas esperanzas de México, aparte de la raquetbolista Paola Longoria, están depositadas en los clavados, donde Paola Espinosa, en trampolín de uno y tres metros y sincronizados, y Alejandra Orozco, en plataforma de 10 metros y sincronizados, lideran la pletórica delegación tricolor.

La tiradora Kim Rhode, de Estados Unidos, la cubana Yarisley Silva, en salto con garrocha, así como el dominicano Luguelin Santos en los 400 metros, el esgrimista venezolano Rubén Limardo o  el boxeador colombiano Yuberjen Martínez figuran entre otros tantos presuntos protagonistas de esta esperada superproducción deportiva.

Pero, ¿qué película que aspire a ser recordada no cuenta con uno o varios golpes de guión?

Asignado el reparto estelar, encuadrada de antemano la escena principal y con el rodaje a la vuelta de la esquina, los Panamericanos siguen aceptando candidaturas al premio de actor revelación.

This entry was posted in ATLETISMO, BALONCESTO, ESGRIMA, FÚTBOL, JUEGOS PANAMERICANOS LIMA 2019, NATACIÓN, PUBLICADO EN AFP. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *