A todas luces innecesario

{Banda sonora: De Ti sin Mí – Delafé y Las Flores Azules}

Por ALEX OLLER

La diferencia horaria entre Uruguay y España me privó del disfrute en directo del improvisado sainete en que acabó derivando la destitución de Julen Lopetegui, y que bien podría haberse titulado Desde Rusia con rubor, de no ser porque la pieza se jugó a tres bandas entre Krasnodar, Madrid y un no tan lejano mundo de nombre Bizarro.

Como no podía ser de otra manera, mi fuente de información fue Daniel, el portero (de mi apartamento en Montevideo, no de la selección española), quien me interpeló de buena mañana con un ya memorable “¿viste que echaron a Lopetegui?”.

A bote pronto,  sentí que tal golpe de teatro era a todas luces innecesario a estas alturas de la jugada.

Puede que la decisión tomada por el presidente de la federación fuera la correcta, aunque quizás no la más apropiada, dadas las circunstancias.

Desde luego, necesaria no pareció.

Innecesario también es que el Real Madrid anuncie el fichaje de Lopetegui a tres días del debut mundialista contra Portugal.

Innecesario es, ya puestos, que el Madrid fiche a un técnico cuyo mayor gancho en el currículum parece ser el membrete de la empresa de representación de Jorge Mendes.

Innecesario es que salga a lucir influencia la vieja guardia mediática, de uno y otro bando, sin mayor interés que el de mirarse una vez más al espejo tras la surrealista jornada (y las que seguirán).

Innecesario es que los futbolistas apelen a la unidad en las redes sociales, algunos citando referencias tan ocurrentes como las de un equipo de baloncesto de la universidad de Michigan; la misma que acabó desposeída de títulos y partida en dos poco después.

Innecesario es que el Madrid programe la presentación de Lopetegui coincidiendo con el último entrenamiento de España previo al estreno.

También es del todo innecesario que mi amigo Luis y sus colegas de trabajo, todos funcionarios de la municipalidad de Montevideo, junten ‘plata’ para comprar un televisor y ver los partidos de Uruguay en horas de trabajo.

Es innecesario que me plante a mediodía en el lobby de un hotel para ver en directo el Rusia,  5 – Arabia Saudita, 0 de la jornada inaugural.

Y que con el mentado Luis aún nos juntemos periódicamente para completar el álbum de cromos de Panini. A nuestra edad.

Tan innecesario como el viernes libre declarado por la Universidad Católica del Uruguay para apoyar sin tapujos a ‘la celeste’, como bien observa Quim Monzó (Gràcies Edu).

Igual de innecesario que servidor le apueste 500 pesos a Uruguay campeón en la penca de la oficina.

¿Pero innecesario, innecesario?

Innecesaria, más que nada, esta columna.

Que quieren que les diga… cosas del Mundial

This entry was posted in FÚTBOL and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *